Al escultor, pintor y escritor tapatío : Juan Soriano, le gustaba la naturaleza, viajar, era carismático, tenía un gran humor, algo infantil y una personalidad un poco irónica. Siempre tuvo muchos amigos y se relacionaba mucho con las personas. Vivió en Guadalajara, la Ciudad de México, Roma y París, pero en sus últimos años vivió en la Ciudad de México. Decidí crear su espacio de trabajo en un departamento en el D.F, por que siempre le gustó vivir y moverse en lugares urbanos. No ubiqué su espacio en un lugar retirado o rural, como muchos artistas suelen hacerlo para encontrar inspiración, por que siento que eso no es necesario para Juan S. ya que el decía que pintaba sus memorias y recuerdos, no algo que estaba viendo o tenía que ver en el momento. Su departamento de trabajo está situado en el cuarto piso, para que pueda lograr tener una vista a árboles y no solo a paredes de otros edificios, también para que éstos no tapen luz  que le ayuda al crear sus obras. El espacio es amplio y rectangular, dos lados son paredes y los otros dos son ventanales, cuenta con un baño y tarja dentro de el para limpieza de sus útiles, cuarto de almacenamiento para sus obras, dentro de éste cuarto está un boiler, afuera, un sillón con mesa pequeña de café en caso de que tuviera algún invitado o entrevistador ya que no era muy solitario, un escritorio amplio y alto para que haga sus esculturas ahí, escriba o tener su “desorden” ahí, también, como todo escritor tiene un gran librero, a lado una pequeña mesa para tazas y café, y en otra esquina está donde puede poner su lienzo y un pequeño banco, a su lado un sillón individual para él o en caso de que quiera hacer un retrato.

H= 3.00 m

M2= 80 m2

M3= 240 m3

4º piso

planos : escala 1:100

maqueta : escala 1:75

Anuncios